lunes, 13 de noviembre de 2017

7º TECAO - Globalización

La Argentina en la tormenta de la Globalización


El término "globalización"  fue acuñado en la década de 1980, pero el concepto se remonta a varias décadas, o incluso a varios siglos atrás, desde la época en que primero España y Portugal, y más tarde Inglaterra y Holanda, edificaron enormes imperios comerciales.  Muchos sostienen que el mundo estaba tan globalizado hace 100 años como lo está hoy.  O incluso más: durante el siglo pasado las migraciones de mano de obra adquirieron un cáracter masivo que no poseen en el presente y el comercio internacional de entonces registró un despegue extraordinario.
El concepto de globalización tienen en cuenta tres tendencias realativamente recientes:
  1. El surgimiento de las comunicaciones globales instántaneas, posibilitadas por los sistemas satelitales y las modernas redes de fibra óptica, que han abaratado enormente los costos de las conexiones.  En la década de 1950, una llamada de tres minutos de Nueva York a Londres costaba el equivalente a 50 dólares.  Hoy, el promedio de costo de una llamada internacional es de 25 centavos.  La posibilidad de enviar mensajes alrededor del mundo en una fracción de segundos, permite que las empresas manejenfácilmente sus operaciones en lugares muy remotos y que los financistas compren y vendan divisas o acciones en cualquier lugar, en cualquier momento.  La tecnología de las comunicaciones es lo que permite la existencia de las corporaciones y los mercados globales.
  2. La ola de desregulaciones, que comenzaron a fines de la década de 1970 y debilitaron el control de los gobiernos sobre la actividad económica, ha permitido un funcionamiento más libre de los mercados.  La mayor parte de las regulaciones que permitían que los gobiernos controlaran los flujos de capital y limitaran las importaciones a través de altos aranceles o cuotas de mercado, han sido desmanteladas en casi todo el mundo. 
  3.  La liberación de los movimientos de capital a corto plazo, sin que haya mecanismos compensatorios que prevengan y corrijan las presiones especulativas, ha provocado ya graves crisis financieras en varias regiones:  Sudeste asiático, México, Turquia, Argentina.  Si se quiere que los avances de la globalización no disminuyan el bienestar de las personas, es necesaria la intervención de los gobiernos y los organismos internaciones redistribuyendo los beneficios y compensando a los perjudicados.
La Argentina no ha permitido al margen de la ola globalizadora mundial.  A partir de fines de la década de 1980, el país liberalizó sus leyes de inversiones extranjeras, permitiendo la radicación del capital transnacional en sectores industriales y de servicios (como la minería de frontera o la actividad nuclear) que anteriormente estaban reservados únicamente a actores locales o al Estado.  Las leyes laborales también fueron  reformadas y flexibilizadas para favorecer la radicación de grandes empresas multinacionales.  Los aranceles de importación fueron reducidos fuertemente, lo que permite el ingreso de mercaderías más baratas desde países que producen a menores costos (especialmente en el sudeste asiático).
El triunfo internacional del sistema de libre comercio está generando una reacción crítica que se conoce como el movimiento anti-globalización .  Los críticos de la globalización consideran que este fenómeno ha favorecido principalmente la prosperidad económica para ciertos sectores en algunos grupos de países, contrariando los objetivos de equidad social en el mundo.  En la última década, la participación del 10% más pobre de la humanidad en el ingreso mundial ha caído del 2,3  al 1,4%, según el Banco Mundial.
Proceso de Globalización y sus causas
La globalización se caracteriza por la menor importancia relativa de las fronteras nacionales.  En el terreno económico, la integración se da a través de:
  • Intercambio comercial:  Los productores de cada país venden sus productos a los consumidores de un número cada vez mayor de países.  Las fronteras nacionales protegen cada vez menos a las industrias nacionales; los mercados mundiales tienden a unificarse.
  • Inversiones extranjeras directas:  Las empresas se instalan donde lo encuentran más conveniente, buscando la relación entre ganancias y riesgo que les resulte más atractiva.  Si una empresa tiene que decidir entre radicar una fábrica en EE UU o en México, elegirá el lugar donde obtenga mayores beneficios con un riesgo aceptable, por ejemplo, puede elegir México porque los salarios son más bajos y le representan costos menores.  Esto permite el uso de tecnologías avanzadas, aún en países de menor desarrollo.  Como contrapartida, parte del ingreso generado es apropiado por empresas extranjeras.
  • Préstamos y otras inversiones financieras:  Los capitales fluyen a través de las fronteras, no sólo bajo la forma de inversiones directas, sino también realizando préstamos internacionales o comprando títulos que representan obligaciones de gobierno o empresas.  Esto facilita que el ahorro de países con abundancia de capital se dirija a países donde puedan obtener mayores tasas de ganancia, aunque generalmente con mayor riesgo.
  • Inmigración:  Ante las enormes diferencias salariales, muchos trabajadores de países pobres tratan de instalarse en países ricos.  Esto enfrenta la resistencia de los trabajadores de esos países, porque deben competir con los inmigrantes por los puestos de trabajo, lo que limita sus chances de obtener aumentos de sueldos.
 Las causas del avance de la globalización pueden vincularse con:
  • Aspectos tecnológicos:  El avance y abaratamiento de las comunicaciones permite conectar con mayor facilidad a distintas partes del mundo.
  • Aspectos políticos: La integración hace estrechar relaciones entre la población de distintos países, lo que disminuye la probabilidad de guerras entre ellos.
  • Aspectos económicos:  La integración reporta beneficios.  Las empresas de distintos países comercian entre sí porque tanto compradores como vendedores lo encuentran conveniente; los inversores extranjeros ingresan su capital a un país porque tienen expectativas de ganancia; quienes emigran de un país a otro tienen la esperanza de mejorar sus condiciones de vida, y quienes lo contratan lo hacen porque eso les permite pagar salarios más bajos.
También hay intereses que se oponen, ya sea a profundizar la integración de su país con el resto del mundo, o a la forma en que se da esta integración.  Por ejemplo:  quienes fabrican productos que se pueden importarse a bajo costo, tratarán de poner trabas a esas importaciones, para evitar que la competencia los perjudique.
Por otra parte hay aspectos no económicos de la globalización que son resistidos, como la pérdida de autonomía de los estados nacionales y la homogeneización de las culturas a partir del modelo de países desarrollados, que se facilita por el avance de las comunicaciones.
 
Consecuencias del avance de la globalización
Oportunidades de beneficios económicos
  • En las últimas décadas, el comercio internacional creció aceleradamente y estimuló inversiones orientadas a organizar recursos productivos  en un país para satisfacer necesidades de otros.  Esto ha contribuido a que varias naciones (como Corea del Sur, China, Chile e Irlanda) registraran altas tasas de crecimiento económico.
  • Los capitales tienden a moverse a través de las fronteras buscando la mejor relación entre rentabilidad y riesgo.  La producción de una computadora para Holanda puede ser la combinación de tecnología de Estados Unidos, capitales de Japón y mano de obra de Tailandia.  La producción se hace transnacional:  se organiza en función de la convivencia de empresas que actúan en varios países.
  • La combinación de factores productivos y la conexión entre productores y consumidores de diversas partes del mundo tiende a lograr un mayor aprovechamiento de los factores.  Por ejemplo, un país puede tener yacimientos de minerales cuya explotación sólo se hace viable a partir del ingreso d capitales y tecnología del extranjero.
Riesgos y Limitaciones
  •  La creciente importancia de empresas extranjeras puede provocar una menor solidaridad social.  Si esas empresas sólo se preocupan de obtener beneficios en el corto plazo y no son adecuadamente controladas, es probable que no se preocupen por los daños (o externalidades) que pueden ocasionar a la región donde están instaladas, como la degradación del medio ambiente.
  • Los países están más expuestos a sufrir crisis que provengan del exterior, y que escapen a su control.  Estas crisis se transmiten, generalmente, a través del comercio extrior (una disminución inesperada de las exportaciones pueden causar desempleo) o a través de salidas abruptas de capitales.
  • Los países, en particular los de menor tamaño y mayor grado de integración, tienden a "armonizar" políticas con los países con los que se integran.  Esto implica cierta pérdida de libertad para definir las suyas propias.
  • Esta limitación de las políticas públicas afecta las posibilidades de los países de implementar políticas de redistribución de ingresos y protección de los derechos de los trabajadores.